Press "Enter" to skip to content

Máquinas tragamonedas: ¿por qué es tan emocionante?

0

Las máquinas tragamonedas se han convertido, durante los últimos años (o, quizás, en la última década) en uno de los juegos más emocionantes que existen, hasta el punto, incluso, en que pueden llegar a ser adictivas y, de hecho, lo son para muchas personas en ciertos lugares del mundo. Lo anterior, por cuanto acaparan la atención de los inexpertos y, también, de los jugadores más experimentados. Esto se da por muchas razones, entre las que mencionamos que son geniales y divertidas, al tiempo que nos hacen pasar horas de entretenimiento en los casinos de las calles de nuestras ciudades y, ni más faltaba, en los virtuales u online también.

¿Por qué son tan divertidas las máquinas tragamonedas?

777 victoria

  1. Uno de los motivos, consiste en que se trata de uno de los juegos de azar más difundidos en el mundo, a la vez que tenemos una de las actividades que más enganchan y atraen a los jugadores habituales de los casinos físicos (y online), de los bares y algunos otros comercios en todo el mundo. Adicionalmente, estas máquinas usan una serie de estímulos para llamar la atención de aficionados y de profesionales.
  2. Entre dichos estímulos, son más que evidentes los sonidos de la música, de las monedas, la iluminación misma, el sonido que hacen las máquinas, en general, y su vistoso y atractivo colorido. Como si no fuese suficiente con todo lo anterior, las tragaperras generan algo de tensión emocional que hace que los jugadores habituales y, además, quienes solo las han visto funcionar de lejos o, bien, “de reojo”, disfruten de cierto grado de ansiedad.
  3. Otro factor que las hace muy emocionantes, consiste en que se trata de un juego que presupone una inversión muy pequeña de dinero (la inmensa mayoría de las veces) que, de paso, ofrece una recompensa bastante grande. Lo anterior, si tenemos en consideración la conocida relación “Costo/Beneficio”, por lo que no debemos (ni podemos) invertir más dinero del que, realmente, podemos desembolsar.
  4. maquina de casinoDe otra parte, digamos que es muy corto el tiempo que transcurre entre una apuesta (o juego) y otra, lo cual las torna muy atractivas, al contrario de lo que sucede con el ajedrez que, normalmente, demora un tiempo considerable, por solo plasmar un ejemplo. Así las cosas, en caso de que perdamos, de inmediato renovamos todo el proceso y ya no sentiremos que la pérdida haya sido importante, sabiendo, a priori, que la inversión fue corta.
  5. Mientras más jugamos, más posibilidades tenemos de ganar y, por supuesto, así lo demuestran los mismos desarrolladores de los softwares, quienes se han mostrado preocupados por el hecho de que los jugadores que permanecen, por largos períodos, frente a las tragamonedas de los casinos en línea, más probabilidades tienen de llevarse el premio mayor.

Para eso trabajan, precisamente, dichos desarrolladores: para evitar este fenómeno. De no ser así, no existirían los casinos y, de paso, nosotros no los podríamos disfrutar.

  1. El funcionamiento de su mecanismo crea una ilusión de control, por lo cual tenemos la tendencia mental/emocional a creer que podemos influir, de alguna manera, en el resultado final, lo cual no es posible realmente. Sin embargo, en caso de que los lectores adopten algunas de las estrategias que hemos propuesto en otras publicaciones, sí es posible asumir el control, aunque no en un 100 %.